La naviera Maersk ha finalizado unas pruebas que venía realizando en su buque Mette Maersk.

Estas pruebas pertenecen a un proyecto piloto en el cual realizan las mismas con un biocombustible

Estas pruebas proceden de un compromiso que adquirió con la Coalición Holandesa para el Crecimiento Sostenible (DSGC) y en el que se incluyeron mezclas de aceite de cocina usado y pesado. Al parecer fueron todo un exito

El proovedor de estas pruebas fué la compañía Shell  siendo avalado por el organismo de Certificación Internacional de Sustentabilidad y Carbono (ISCC).

«La prueba de biocombustible a bordo de Mette Maersk ha demostrado que las soluciones descarbonizadas ya se pueden utilizar en la actualidad, tanto técnica como operativamente. Si bien aún no es una solución definitiva, es ciertamente parte de la solución y puede servir como una solución de transición para reducir las emisiones de CO2 en la actualidad. Con el lanzamiento de este producto, Maersk busca ayudar a nuestros clientes con su objetivo de pasar a cadenas de suministro sostenibles «, explica Søren Toft, Director de Operaciones de Maersk, en un comunicado enviado desde Copenhague.

«Nuestra gran ambición de lograr un clima positivo para el 2040 requiere la cooperación y el compromiso de todas las partes en la cadena de suministro. Queremos usar nuestro tamaño para ser una fuerza para el bien y permitir el escalado de soluciones innovadoras, como el producto oceánico neutro en carbono, para un transporte comercial más ecológico «, dice Helena Helmersson, COO H&M Group.

Shares