El buque de la compañía Grimaldi lines «Grande Europa» tuvo un incendio el pasado día 16 de Mayo en aguas del mediterraneo.

La Guardia Civil de Palma de Mallorca detuvo el pasado día 18 de Junio  en Valencia a varias personas implicadas en el incendio al tener pruebas de que el fuego fue intencionado

El origen del incendio fué un vehículo de los que transportaba desde su salida en Salerno (Italia) hasta Valencia (España), lugar de destino, a unas 15 millas de la isla de Cabrera

El buque zarpo con 1687 vehículos en su bodega entre los que se encontraban coches, camionetas y excavadoras.

El capitán del barco informó del fuego a las autoridades españolas y numerosos efectivos de rescate se movilizaron para socorrer a las víctimas. Un total de 15 miembros de la tripulación fueron evacuados en helicóptero y trasladados en el buque de la armada ‘Martín Posadillo’ hasta Palma. Los otros diez tripulantes restantes sofocaban las llamas mientras efectivos de Salvamento Marítimo refrescaban el casco, desde el exterior, arrojando agua para rebajar la temperatura

El capitán marítimo de Palma, José Escalas, ha informado de que no se produjo ningún vertido en el incendio del buque.

El mercante fué conducido hacia la capital balear una vez el fuego quedó  extinguido. Salvamento Marítimo ha informado de que el remolcador encargado del remolque del buque fué el «Marta Mata«

El incendio del mercante a 15 millas de Cabrera obligo a activar el plan Cambal, por riesgo de contaminación de aguas marinas. Tras realizar una evaluación de urgencia, los expertos indicaron que la medida más conveniente para contener el vertido era trasladarlo al Puerto de Palma

Las investigaciones que se estan realizando del suceso indican que el incendio fué intencionado. La Guardia Civil tuvo claro desde el principio que había indicios muy sospechosos de la intencionalidad y que se habían utilizado acelerantes para la propagación del fuego. 

El juez del caso decreto el secreto del sumario, por lo que la información que ha trascendido es escasa. Los investigadores siguen varias líneas como posible móvil del incendio. Una de ellas es que se pretendiera cobrar una cantidad astronómica del seguro, aunque tampoco se descarta un sabotaje por motivos empresariales. El ‘Grande Europa’ quedó envuelto en llamas hace un mes, cuando navegaba a 28 millas de Cabrera. El temor a un desastre medio ambiental puso en jaque a las autoridades mallorquinas, que se volcaron en las tareas de extinción. Tras intensos y costosos trabajos, el carguero fue remolcado al puerto de Palma con cuantiosos daños materiales.

Fuentes: Ultima hora, Puentedemando, Naucher

Shares